Ironmanche, puro Triatlon

José Ramón Medina Galindo: “Me gustaría completar un Ironman fuera de España”

mancheguito_int06

Pozuelo de Calatrava.- José Ramón Medina Galindo (1-12-1980) es uno de los deportistas más destacados de nuestra localidad. Desde hace unos años practica una de las disciplinas más exigentes y complicadas, como es el Triatlón Ironman. Este deporte implica una exhaustiva preparación física y mental para completar 4 kilómetros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42 de carrera a pie. Llegar a la meta, independientemente de la posición, es todo un desafío que Medina ha conseguido en todas las pruebas en las que ha participado. Este atleta pozueleño ha superado infinidad de pruebas de atletismo y ciclismo, pero su ambición le ha llevado a superarse a sí mismo. Medina intentará completar este año dos nuevas Triatlón Ironman: el 25 de mayo participará en la Ironman Lanzarote, catalogada como una de las carreras más duras del mundo, y el 22 de septiembre en el Triatlón Larga Distancia Challenge Madrid.

Antes de nada, ¿cómo te encuentras Ramón?

Me encuentro muy bien. Me estoy preparando para dos pruebas de Triatlón Ironman. Tengo un entrenador personal que me ha ayudado mucho para mejorar tanto en el aspecto físico como mental. De forma rutinaria entreno cinco días a la semana y suelo descansar entre semana, puesto que, durante los fines de semana, liberado un poco más del trabajo, entreno a tope para mejorar. Ya estoy concienciado para las exigentes carreras que me esperan tanto en mayo como en septiembre y mi ilusión es poder llegar a la meta, independientemente de la posición en la que lo haga. Creo que es un logro completar 4 kilómetros de nadando, 180 kilómetros en bici y 42 corriendo. Muchos tienen que abandonar en mitad de carrera porque sufren lesiones o no pueden llegar al final. Tengo muchas ganas de que lleguen las pruebas.

¿Por qué decidiste empezar en esta exigente disciplina?

Como todo el mundo sabe siempre me ha gustado el fútbol y jugar con el equipo de mi pueblo, pero una serie de lesiones me impedía disfrutar como lo hacía antes de operarme hasta en cuatro ocasiones. La rodilla sufría mucho y tuve que retirarme muy joven. A partir de ahí, empecé a correr. Los médicos no me aseguraban que pudiera practicar deporte de forma normal. Yo cogía la bicicleta y corría con amigos porque no podía dejar de hacer ejercicio. Empecé a participar en diferentes pruebas locales y provinciales que llevan a cabo diferentes organizaciones. Poco a poco me fui enganchando a este mundo. Me veía capacitado e incluso bajé de peso, al mismo tiempo que subía y bajaba escaleras, andaba por los tejados o realizaba cualquiera cosa en mi trabajo. La cosa fue a más y conocí el Triatlón Ironman. Sin duda, era todo un reto teniendo en cuenta el pasado. La natación no era la mío, pero mejoré en muchos aspectos gracias a entrenadores. La bicicleta y el atletismo no eran un problema. A partir de ahí empecé un exigente entrenamiento y una dieta para ponerme a tope de cara a estas pruebas. Eso implicaba añadir más tiempo a mi día a día, unido al trabajo y a mi familia, mi principal apoyo. Tenía que distribuir muy bien el tiempo para ocuparme de todo. De esta manera, salgo a correr por las mañanas muy temprano y participo también en pruebas de atletismo y ciclismo no tan largas y exigentes, pero que a mí me vienen muy bien para entrenar. El deporte forma parte de mi vida y no puedo dejarlo. Me siento muy contento de poder hacer este tipo de desafíos y tengo muchos retos por delante. Tampoco quiero olvidar que esta disciplina te permite conocer a gente maravillosa.

¿Cuáles son tus próximos retos?

Este año intentaré acabar dos pruebas de Triatlón Ironman. La primera de ellas es el 25 de mayo en Lanzarote y la otra es el 22 de septiembre en Madrid. Se trata de dos carreras muy exigentes que pondrán a prueba mi cuerpo y mi capacidad. En este tipo de pruebas tienes que estar muy mentalizado. No solo se trata de una buena preparación física, ya que la mente juega un papel fundamental para seguir adelante y esquivar obstáculos. Uno puede tener buen físico y no acabar la carrera al no estar muy bien mentalizado, ya que le puede llevar a rendirse enseguida. Yo reconozco que no soy de los mejores físicamente y compito contra atletas muy preparados, pero, si es cierto, que estoy muy mentalizado. Mi principal cometido es llegar a la meta. Nunca pienso en qué posición habré acabado. También tengo que decir que este evento supone un gran desembolso económico que tiene que costearse uno mismo. Por ejemplo, en Lanzarote, tengo que pagarme el avión y el hospedaje, tanto para mí como para mi mujer y mi hija, que son mi principal motor y siempre me acompañan, así como una inscripción que suele rondar los 500 euros o incluso más.

¿Qué supone para ti llegar a la meta?

Es un momento de inmensa felicidad. Después de correr durante más de 12 horas solo piensas en llegar y cruzar la línea. Eso me genere una satisfacción enorme y me reconforta mucho porque demuestra que he sido capaz de llegar y cumplir con mi propósito. Llegar y ver a mi familia y amigos animándome es una sensación única. Te falta el aliento y su apoyo es fundamental para que yo acabe la prueba. Es un cúmulo de emociones que es difícil de olvidar y de explicar en palabras. Cuando participo en una carrera de corta distancia o una prueba de ciclismo con una exigencia menor, al poco tiempo lo olvidas y más cuando se van acumulando una detrás de otra. En un Ironman es muy difícil que ocurra eso. Es decir, por mucho que pasen los días nunca olvidas esa sensación y el hecho de haber llegado a la meta.

¿Cómo es el antes y el después de una prueba así?

Mantengo el entrenamiento todo el año. Intentas no pensar que la prueba se acerca en el calendario, pero es complicado no hacerlo. Si es cierto que haces cosas que te distraen. No obstante, cuando queda menos de una semana para la prueba no puedes pensar en otra cosa, es muy complicado. Encaras con ganas e ilusión la Ironman. Ten en cuenta que vas a competir con muchísimos atletas tanto de España como de fuera y que la expectación es máxima. Los nervios también se apoderan un poco, pero tienes que estar mentalizado en la carrera. No tengo un ritual por así decir. Una vez finalizada la prueba te tiemblan las piernas. Tienes que hidratarte mucho por las horas que no has parado de correr. Llegar a la meta y que te reciban los tuyos con los brazos abiertos y emocionados es una sensación única. A partir de ahí, dejo de entrenar durante mínimo dos semanas para que el cuerpo se recupere totalmente. Por eso es común la gran distancia de fechas entre una prueba y otra.

¿Crees que puedes ser un referente para el deporte pozueleño?

No he pensado en si puedo serlo o no. La verdad es que no creo que lo sea, puesto que hay grandes deportistas en Pozuelo que están rindiendo y compitiendo muy bien. Yo me dedico a esta disciplina con mucha ilusión y esfuerzo al igual que los demás. No he pensado de verdad en ello.

¿Te gustaría que aumentara la participación de los pozueleños en esta disciplina?

Me haría mucha ilusión que más jóvenes se animaran a practicar ciclismo, atletismo o natación. Desde el CD Triatlón La Laguna o el CD BTT Nos falta un piñón se está haciendo un gran trabajo para fomentar el deporte en nuestra localidad y se está viendo cómo va en aumento el número de deportistas. Me gustaría también que otros pozueleños probasen o participasen en una Triatlón Ironman. Es una disciplina muy bonita que te permite entrenar tu cuerpo y superarte a ti mismo constantemente.

¿Tienes algún sueño por delante?

Reconozco que me gustaría completar algún día una Triatlón Ironman fuera de España. Soy consciente de que supondría un gran gasto económico, pero me gustaría cumplirla al menos una vez. Tengo en mente participar en Alemania, Suiza o Austria. El hecho de correr junto a los mejores atletas de esta disciplina me genera mucha ilusión y ganas. Se trata de un sueño que me alegraría muchísimo poder cumplir.

Para acabar, ¿hasta cuándo podremos ver a Ramón corriendo?

Hasta ahora no he pensado en ninguna fecha o edad para poner fin. Tengo 38 años y me siento muy bien. Tengo muchos retos por delante que me gustaría cumplir. Por suerte, puedo compaginar todas las facetas de mi vida y eso ayuda mucho. Aún queda Ramón para rato y siempre digo que hasta que el cuerpo aguante.

 

Programación Fútbol:

  • Pozuelo CF – CD Bolañego (sábado – 18 horas) – Segunda Autonómica
  • Pozuelo CF – EFB Santa Cruz (viernes – 20 horas) – Juvenil Provincial
  • CD EFFB B-6 – Ayto Pozuelo de Calatrava C (viernes – 16.30 horas) – Alevín Masculino
  • Torneo Fútbol – (sábado por la mañana) – Categoría 2010 y 2011 

Programación Balonmano:

  • Soliss BM Pozuelo – BM Almagro (sábado – 16.30 horas) – Sénior Masculino
  • Soliss BM Pozuelo – BM Porriño (viernes – 20 horas) – Sector F Juvenil Femenino
  • Soliss BM Pozuelo – BM Estudiantes (sábado 18.30 horas) – Sector F Juvenil Femenino
  • Soliss BM Pozuelo – BM Sanse (domingo – 12 horas) – Sector F Juvenil Femenino
  • BM Alarcos – Soliss BM Pozuelo (sábado – 12 horas) – Cadete Masculino
  • BM Alarcos – Soliss BM Pozuelo (sábado – 10.30 horas) – Infantil Masculino

Programación Baloncesto:

  • Ayto. Pozuelo de Calatrava – Cervantes A (sábado – 11 horas) – Alevín Masculino

 

Author: Ayuntamiento Pozuelo de Calatrava

Compartir Este Artículo